Español

Español

¿Cómo llega a usted el gas natural?

El primer uso del gas como energía en Estados Unidos ocurrió en 1816, cuando las calles de Baltimore, MD, fueron iluminadas con lámparas a gas. Para 1900, el gas natural ya había sido descubierto en 17 estados. Durante los años que siguieron a la Segunda Guerra Mundial, ocurrió la expansión de la extensiva red de gasoductos interestatales, llevando gas natural a clientes en todo el país.

Tres segmentos de la industria del gas natural están involucrados en la entrega de gas natural del pozo al usuario. Las compañías productoras exploran, cavan y extraen el gas natural del suelo. Las compañías de transmisión operan los gasoductos que unen los campos de gas a las áreas de mayor consumo. Las compañías distribuidoras, como Columbia Gas of Ohio, son las compañías de servicios públicos que entregan el gas natural al cliente.

Una vez que el gas natural es extraído del suelo y procesado, pasa al sistema de “transmisión” para viajar largas distancias. El gas se mueve por estos grandes gasoductos bajo tierra gracias a un proceso llamado compresión. Las “estaciones de bombeo”, ubicadas cada 50 a 100 millas a lo largo de los gasoductos, incrementan la presión en el gas para desplazarlo aproximadamente a 15 millas por hora.

Las compañías de transmisión también operan los campos de almacenamiento para el gas que no se usa enseguida –como en el verano- cuando la demanda es baja. Estos campos de almacenamiento son en realidad formaciones rocosas bajo tierra que en su momento contuvieron gas natural.

Una vez que el gas en los gasoductos llega a las áreas pobladas, se topa con una “compuerta”, la cual es propiedad de la compañía local de distribución de gas. Aquí, la presión del gas es reducida y alimentada a gasoductos más pequeños bajo tierra llamados líneas “principales’ y de “servicio”.

Las líneas principales son más grandes y se encuentran generalmente bajo calles principales. Éstas alimentan a las líneas de servicio que operan aún a una presión más baja. Las líneas de servicio corren bajo calles laterales y llevan el gas a los medidores de gas individuales de hogares, escuelas, oficinas y fábricas.