Español

Español

Usos del gas natural

El gas natural se usa en gran medida en aplicaciones residenciales, comerciales e industriales. Es la energía principal usada para calentar hogares con casi el 55 por ciento de hogares estadounidenses utilizando gas. El uso de gas natural también está creciendo rápidamente en la generación de energía eléctrica y enfriamiento, y también como combustible para transportes.

Alrededor del 46 por ciento del gas natural distribuido a los usuarios estadounidenses se usa en el sector industrial, suministrando energía para todo, desde la extracción de minerales hasta el procesamiento de alimentos. La generación de energía consume más o menos el 15 por ciento. Otro 15 por ciento se utiliza en el mercado comercial para calentar y enfriar edificios de oficinas, hospitales y escuelas, y para cocinar en restaurantes. La mayoría de la cantidad restante –aproximadamente un 22 por ciento– se usa para el mercado residencial, suministrando energía para calentar el hogar, agua caliente, cocinar, secado de ropa y aire acondicionado.

El gas natural se distribuye a aproximadamente 175 millones de estadounidenses a través de una red de gasoductos bajo tierra de 1.3 millones de millas. Un total de 288,000 de pozos productores de gas natural, 125 compañías de gasoductos de gas natural, y más de 1,200 compañías distribuidoras de gas ofrecen servicio de gas a todos los 50 estados. Estados Unidos es responsable del 24 por ciento de la producción mundial de gas natural cada año.