Section Menu

Español

Español

¿Qué es el gas natural?

El gas natural es un combustible, mezcla gaseosa de componentes de hidrocarburo simple, que se encuentra por lo general en reservas profundas bajo tierra formadas por rocas porosas. El gas natural es un combustible fósil incoloro e inodoro compuesto casi en su totalidad por metano, aunque contiene pequeñas cantidades de otros gases, incluyendo etano, propano, butano y pentano.

El gas natural se usa en gran medida en aplicaciones residenciales, comerciales e industriales. Es la energía dominante empleada para calentar hogares con casi el 51 por ciento de hogares estadounidenses que utilizan este gas. El uso de gas natural también está creciendo rápidamente en la generación de energía eléctrica y enfriamiento, y como combustible para transportes.

El gas natural es el combustible fósil más limpio, produciendo principalmente dióxido de carbono, vapor de agua y pequeñas cantidades de óxidos de nitrógeno. Otros combustibles fósiles son el carbón y el petróleo, y junto con el gas natural, representan alrededor del 88 por ciento del consumo de energía de Estados Unidos.

En la actualidad, el petróleo representa la mayor parte del consumo de energía de Estados Unidos – alrededor del 41 por ciento de todo el mercado. El gas natural suministra el 24 por ciento, el carbón el 23 por ciento, la energía hidráulica el 4 por ciento y la energía nuclear el 8 por ciento. Sin embargo, casi la mitad del petróleo del uso estadounidense es importado; en contraste, el 85 por ciento del gas natural que los usuarios estadounidenses utilizan es producido domésticamente. El 15 por ciento restante viene principalmente de Canadá a través de un gasoducto.